1049

Suelta el botón...
Ya el pantalón no oprime
a la gordita...

1 comentario:

Pedro Fanega dijo...

Primero escribí éste, en un vagón del metro... Lo escribí en mi celular de teclado qwerty, que hace ahora las veces de libretita de intentos...

Pero no recogía lo que viví... No sólo le apretaba el pantalón a la muchacha que se acababa de entrar al vagón y de sentarse frente a mí... Toda su ropa estaba tensa... Había otro posible intento de haiku allí... la blusa apretada...

Pero es que no... faltaba... la larga melena lisa que la cubría fue lo que más me había impresionado al verla llegar... Había ya un tercer intento cuando se bajó en la estación de ciudad universitaria...